lunes, 30 de mayo de 2011

Despertar.

Al abrir los ojos cada mañana  abandono mi cuerpo y me pierdo en los recuerdos.  
Aquellas mañanas de risas, de miradas… aquel día que cogiste mi mano.
De repente una gran piedra cae sobre mí, la REALIDAD.
Veo como te alejas día a día, como me veo incapaz de conseguirte, de alzar el vuelo y no quedarme en el suelo esperando ser devorada.
Solo necesito un poco de esos momentos, solo necesito tus recuerdos. No es difícil, aunque siempre serás todo lo que jamás tendré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario