sábado, 28 de mayo de 2011

Escúchame.

Te encuentro cada mañana,
Me ignoras.
Insistente para esos ojos intensos,
Me miras, te miro, me rio.
Inconsciente pajarillo inmaduro.

No encuentro tu respuesta,
Te creía ya olvidado, pequeño ruiseñor.
Aún llenando mi cuerpo de sentimientos
Expiras amor al mar de mi océano
Oxigenando las aguas del interior.

Respiro profundamente,
Te acercas,
Insonoras palabras inundan mi corazón.
Ardientes miradas clavadas en el suelo,
Alejado de mis pensamientos,
Ignorante de sueños furtivos.

Busco tu ser,
Busco tus manos,
Busco ese pedacito de ti
Inalcanzable aún en mujer.
Inmaduro en tus actos,
Rebelde en el mundo,
Inalcanzable de poder,
Me gustas.

Quiero tenerte entre mis brazos,
quiero alguno de tus besos regalados,
Quiero palabras coherentes,
Quiero tu perfección humana,
Te quiero.

Sola en mi flor desvanecida,
sola entre amargas circunstancias,
Sola con mi sufrimiento,
Sola sin ti.

Sentimientos lúgubres recorriendo mi cuerpo,
Pensamientos morales llegando a su encuentro,
Agobio, soledad,
Futuro insípido en mi memoria.
Ángel caído en su angustia.

Rodeada de irrealidades infinitas
Actuando en este inmenso teatro,
Seres insensibles cavando mi tumba,
Necesito una luz en mi sufrimiento,
Necesito esa luz encontrada hace años
Apagada ya por la voz del silencio.

Voces recorren mi mente,
Si elogio alguno entre ellos,
Carente de valor me siento.
Sol cada vez mas lejano,
Penumbra triste sin sombra
Hundiéndose en el miedo
Espera tu ayuda a gritos.

Infelices tiempos perdidos,
Falsedad en tus recuerdos,
Días esperando tu encuentro,
Búscame en tu memoria,
Bórrame en esos momentos,
Descúbreme en tu presente,
Sácame del olvido.
Envolviéndome en calor
Cambiaras mi destino.

1 comentario:

  1. Cuantas cosas por decir, y por sentir, cuantas miradas cargadas de sentimientos, cuantos versos gritando lo deseado.
    Abrazos Carmen.

    ResponderEliminar