domingo, 22 de mayo de 2011

Otra vez.

Ayer te sentí de nuevo, como un rayo de luz volviste ciegamente a mi vida. Desconozco como mi mente fue capaz de descubrir tu interior... De ser capaz de ver detrás de tu falsa realidad, y si, me alegre de que ella no fuera la mujer de tu vida.
Por otro lado, tienes otra persona en mente, que te ciega y no te deja ver el alma que tienes delante…. Pero  todo llega, y yo seguiré esperando, aconsejándote... Y buscando un lugar en tu interior ya sea de una forma o de otra.
En mi espera, sigo luchando contra todos eso seres que me rodean y esperan que avance con alguno de ellos… Pero que tienen un difícil futuro. Me consuelo simplemente con tenerte en palabras, con hablar contigo, con que no me olvides. Yo hare un futuro de nosotros dos.
La soledad a veces me inunda demasiado, pero no es difícil luchar contra ella, solo tengo que ser paciente... Solo debo de encontrar la luz que me alumbras dentro de mi infinita ceguera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario