miércoles, 25 de mayo de 2011

Reflexión.

Hay veces que no encuentras las palabras necesarias para poder expresarte. Como me gustaría poder inventar un nuevo diccionario que recogiera todos esos sentimientos indescriptibles pero que sabemos que existen, todas esas palabras olvidadas pero que tenemos presentes cuando llega el momento.
No puedo expresar exactamente mi estado... Solo sé que estoy al borde del abismo más profundo, y no es por ÉL, ojala fuera por él. Sin embargo no es el único problema en mi vida. He vuelto a sentir como tocaba el límite que me atrapa a este mundo, como volví a pensar en acabar con todo y no puedo, no puedo dejar que ese dolor me supere, ya no solo es por mi pequeña y frágil alma, tengo  que subir a la superficie, alejarme de todos esos fatídicos pensamientos y volver a la realidad.
En esta luna fue por esos lazos cercanos que me dieron la vida ya la vez me la destruyen con palabras altas de tono o simplemente con su ser,  pero… ¿Qué será mañana? Sí, el solo pensarlo me asusta demasiado, puede que algún día no sea capaz de controlarlo y me aleje de la pequeña luz para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario