miércoles, 1 de junio de 2011

No te entiendo.

¿Por qué me ignoras?
Cuantas veces he intentado olvidarte. Hace prácticamente dos relojes de arena  divagaba ilusionándome con tu olvido… sin embargo vuelvo a caer y tu desprecio me mata... Y me hace caer en lo más profundo.
No me dejas entenderlo, desde que nos encontramos algo cambio en ti. Intento suponer que te diste cuenta, y que tu respuesta es el rechazo pero igualmente me duele demasiado. Solo ansío leer tus palabras, pero tú no me dejas, te limitas a preguntar con fiel interés para luego abandonarme y dejarme en el más absoluto de los olvidos y No quiero, no puedo.
Siento la necesidad de hablarte, de contarte toda la realidad, pero me rechazas demasiado... No puedo caer tan bajo. O sí. No lo sé y creo que ya nunca lo sabré… solo perduraras en mi mente como aquel ángel inalcanzable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario