miércoles, 8 de junio de 2011

triplete entre sueños

Oscuro pensamiento, bañado en aguas profundas ignorantes de cualquier alma de naturaleza opuesta y consumidas siempre entre el triplete de tus sueños. Esos pequeños y maduros sueños que a veces avanzan o simplemente los ves pararse en otros caminos y hundirse en medio de un vacio de inexistencia real, pero muy consiente dentro de ti.
Aun ves esos momentos de tiempos engañados y sumisos bajo el ser inmaduro y real que pronto descubrirá una nueva puerta dentro de sí mismo al observar lo insignificante que es la vida sin ese fiel acompañante inanimado. Aun así siempre había gotas de felicidad, donde encontrabas aquel espacio con tu pajarito, donde intercambiabas vivencias y donde podías mirarle entre esos movimientos revoloteantes en tu interior, con risas sin un camino lógico dentro de todo aquel imposible sueño de infelicidad.
En el despeje hacia tu libertad, tuviste que dejar perdido a aquel pajarito y así es como se completo el triplete. Al volver a comenzar y ver ese reflejo de luz en el angelito perdido y mezclado en algún momento con tu pájaro. Ese ángel, nombrado ya pero inseguro de si mismo, carente de un momento de lucidez hacia ti, que haga terminar tu sufrimiento por el dulce pájaro. Solo da simples palabras, cuya fuerza del viento es capaz de derribarlas y dejarlas perdidas en el inmenso mar del olvido. Pues en la falsa ilusión de borrarle solo podrás encontrar emociones que harán despegar sutiles gotas de esa sustancia insípida y transparente por tu relejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario