domingo, 29 de abril de 2012

caí

Hace dos lunas vi tu reflejo, rígido y firme alrededor de la gran inestabilidad que me caracteriza sobre todo ante tus ojos ya pasados ante el gran cambio que me dio el destino no hace demasiado tiempo.
Sin embargo caí, me resulta demasiado duro poder pensar que como bien dije, los sueños son el reflejo del alma, y eso me aterra porque ya nada tendría sentido. Nada. Pero ocurrió, de echo no dude ni un solo momento en caer bajo tu sombra y hundirme fácilmente sin mirar en ni un solo momento hacia otro lado y reflexionar... simplemente caí y caería si pudiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario