viernes, 11 de mayo de 2012

D.G.P

Cuando te gusta corromper mis sentimientos, destrozarlos, despedazarnos y dejarlos tan asustados que solo quieren perderse. Levantar los ojos y mirar el negro y oscuro camino que me invade.
De repente, apareces y me dejas bloqueada, me haces volver a recordar, querer retroceder a lo imposible y hacer de nuevo lo que jamás conseguí.
Es un terror tan continuo y tan constante que a veces es una pesadilla diabólica que se tiñe de un rojo intenso, rojo de tus ojos, rojo de ira....
Tengo esos pequeños azules, envidiados por muchos sin embargo el simple marrón de esta tierra, ese color sin inspiración, sin razón... Es tan ansiado que en algún momento explosionara y me dejara de nuevo en la mas absoluta penuria. Sin embargo, resisto.
Resisto a tu piel, a tu forma, a ti.

1 comentario:

  1. No luches, porque ya has perdido la batalla.
    Máximo

    ResponderEliminar