sábado, 8 de septiembre de 2012

8.10.11

Es el recuerdo del sufrimiento, de un mundo roto, de la crueldad del ser humano. Eran pequeños, frágiles  sensibles... Ni siquiera eran conscientes del ser que los tenia. Reían, se dejaban querer, amar... maltratar..  Solo querían vivir, jugar con los demás polluelos, tener un avioncito de papel, volar, alcanzar la luna con sus manos.
La mañana era clara, el sol brillaba, eran felices.El ser estaba preparado, la venganza, el odio y todo esa obsesión debían de explotar sin sentimientos. Quería verlos sufrir, disfrutar con sus últimos suspiros, verlos desaparecer y encargarse de no dejar ningún rastro. No volverían a reírse de el, ganaría la batalla, estaba perdida, volvió a su ser.
El silencio es el mejor amigo del ser, solo lucha por su superveniencia con la satisfacción de un trabajo bien echo, lo ha conseguido, ningún ser trajeado lo descubrirá y todo ya nada calmara el dolor, ese dolor permanente, que no perecerá. Nunca se olvidara de el, no ha podido, no puede y jamas podrá. Simplemente ha ganado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario