viernes, 29 de marzo de 2013

Elle

Luces que se apagan con el reflejo del adiós.  Aquellos días prohibidos en aquel banco lejos del mundo, de nuestra realidad. Quizás alguna mirada profunda dejo el rastro, entre el susurro del aire, del tiempo, de todas aquellas estrellas carentes de belleza, estropeadas por las redes infames. Déjame escribirte una luna, un sentimiento malgastado ya con todas leyes que creamos ante nosotros y nuestro futuro tan incierto como el pasear de los días entre tus brazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario