domingo, 14 de abril de 2013

Niñas

Juegan como pequeñas rosas solitarias unidas por los genes del destino. Corren hacia la libertad de la mente ya corrompida en su mundo. Minutos ajenas al ser, acompañadas de la pureza destruida, del poco color que dejan los rastrojos abandonados o simplemente la mascara de los grandes para ocultar la verdad

No hay comentarios:

Publicar un comentario