jueves, 6 de junio de 2013

Ella

Observar al gran macho dominante en la selva de seres inmundos. Cientos de centímetros lo separan del suelo, del consuelo de ser ajeno al desastre programado por la diosa del comienzo.
Noto como baña a los que se pasean por ella, incapaces de saber el final del cuento.
Juegos de palabras y estadísticas merodeando sus mentes. Recogiendo datos inútiles sin fin real ajeno.
Es dueña, no dejara que estropeemos tantos años de perdón insaciable.
Dudan de  la fortaleza, de la capacidad.... es indestructible, salvo la inmolación del alma gracias al desprecio del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario