jueves, 22 de agosto de 2013

él

Es ese dolor que atraviesa el alma al solo ver su espíritu vagando lejos de su cuerpo, lejos de toda ayuda quizás debido a todos aquellos sueños rotos que en su pequeña infancia se fracturaron de tal forma que no dejaron hueco al resquicio de recuperación alguna, como cuales cristales incapaces de recomponerse. Nuca vera cual recompensa tiene en su alrededor, sus cuerpos siniestros a causa del terror de ver como se consume día tras día, mas cercanos a todo aquello que en su consciencia amó,  esos remordimientos lo confunden y lo hunden aun mas en su miseria, en su fin que nadie desearía ver... no quisiéramos verlo caer  pero es el ciclo de la vida de los oscuros, bañados en lagrimas, frustrados que se desacen en medio de grandes olas de felicidad bañadas en la sangre que les corroe y les rodea. Destrozando a su paso todo cuerpo sano, feliz .. de quizás algunos años de antaño inimaginables... irrecuperables ya por su incapacidad de ver la luz. Esa pequeña luz que siempre le rodea pero que prefiere verla pasar, atormentarse y culparla de todos los males inevitables que recorren su alma alejada cada día mas del cuerpo.