domingo, 3 de mayo de 2015

Hace tanto....

Quiero sentirte como te sentía cuando no tenía conciencia, cuando un caramelo era el mayor regalo, momentos en los que una moneda era ser rico y todo se soluciona con retrasar el tiempo.
Quiero volver a vivir sin problemas ni soluciones sin pensar que es lo que me pasara mañana y perderme con los animados del momento.
Quiero que tu sonrisa me alegre las mañanas y me de la fuerza para dormir. Quiero sentirte, sentirlo día a día y no necesitar los suspiros de la felicidad que se trafican entre las aceras y comerciales del momento.
Quiero no tener que mirar entre la oscuridad para ver la luz y que aquello que venga sea siempre negro y no rosa, quiero no saber diferenciar entre el negro o el blanco, entre el cubo o la pala o entre todos los sueños que jamás se cumplirán.
Quiero encontrar la felicidad en hacer un amigo nuevo y que las cosas se soluciones con miradas y no reproches, que los golpes no existan y que los bocados sean amistosos.
Quiero arañarte por fuera y no romperte el corazón en pedazos, pero en realidad solo quiero que jamás crezca este alma que aun llevo dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario