viernes, 13 de mayo de 2016

Precios

El físico  solo te frena ante el suicidio. Esas cuatro cosas que te hacen separar el bien de mal, lo perfecto de aquello que te da asco. Deja la manzana que no es brillante, aquella que no tiene suficiente maquillaje que tape la inseguridad de su alma. Paseate por calles llenas de teleñecos que no sabes de donde sacaron el postureo. Mirate en el espejo y analizate, piensa de dónde vienes y a dónde vas, solo piensa como llegaste aquí  porque seguramente las monedas que tienes en  mente son tan falsas que ni judas podría cogerlas. Riámonos de todo aquello material que tiene precio, aquello que se te escapa de las manos por que los grandes deciden valorarlo poniéndole un precio que pagas, vendiéndote al comprarlo. Caes como una pez en el anzuelo, caes como si fueras grande sin darte cuenta de la esclavitud en la que te sumerges.

No hay comentarios:

Publicar un comentario