viernes, 12 de agosto de 2016

Normal

Anoche roce la coraza que tenía escondida. La descubrí. Era dura y fría, con una apariencia inquebrantable pero al rozarla, al ser consciente de su existencia, se rompió.
Estoy indefensa al ver como lo que me protegía se fue, como mis sueños quedaron al descubierto, como todo lo que escondía se escapaba de mis manos.
Tengo que reconstruirla, conseguir guardar todos los secretos de mi alma, regresar a mi escondite y seguir aparentando normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario