lunes, 19 de septiembre de 2016

change

Amanece el dia, triste, nublado, divagando entre las esferas de la incertidumbre sin mucho más que contar. No sabes muy bien si empezar con el derecho o con el izquierdo pero tienes que empezar, pensemos en esa taza de cereales que tanto te gustan para mejorar el día, o el aroma del café recién hecho.
Te pierdes en tus pensamientos y se te olvida que tienes que volver al mundo, al día en el que todo cambio, al día en el que te diste cuenta que mirar la taza de cereales podía ser distinto si estaba contigo, cerca...
Lo cambias todo, la mañana, la tarde, la noche, cambias la oscuridad y te sumerges en ella para dar todo aquello que jamás creí que existía.
Lo cambias todo y sobretodo... no quieres cambiarme a mí.

3 comentarios: