viernes, 25 de noviembre de 2016

Neither wheat nor barley

Cuando no se si reír o llorar, si matarte o sacarte esos ojos de víbora que tienes. No creas que te puedes esconder en las sombras de la hipocresía. Las palabras las recoge el viento de invierno que dejas tras tu paso. Corre ahora que puedes antes que la vida te lleve a ese lugar del que quisiste salir hace algunas lunas llenas acompañada de algunos lobos que ahora te rondan esperando recibir la miel que dejaste que te dieran, solos y acompañados.
Un, dos, tres, cuatro suma y sigue en tu lista de retoños que se multiplican al paso del tiempo. No dejas de oír las carcajadas del que ve la objetividad del premio ganado.

4 comentarios: