lunes, 27 de febrero de 2017

Caminos

Siempre piensas en el cambio, la transformación, la mejora de ti mismo. Encuentras los motivos, te justificas en lo anterior y piensas en el futuro incierto que te perturba. Encuentras un camino a seguir y justo cuando tienes que dar el primer paso te frenas.
¿ Puede  que no sea lo correcto? ¿ Puede  que no lo consiga? ¿Quizás no salga bien?
Te quedas quieto, asustado. Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario