lunes, 12 de junio de 2017

Una de tantas

Y así es la vida, cosas del destino, creer que nada y todo está al mismo tiempo. Hacerte creer que eres algo que no eres forma parte del ser de los pequeños insensatos. Esconden corazas de hierro que ocultan la verdad más absoluta. Sientes como te haces pequeño, como cada poro de tu piel se cierra día tras día, como nada te hace tener esperanza alguna por sentir eso que en su día te partió el alma. Sí, no va a pasar, lo mejor es aceptarlo. Buscamos con lógica lo que el corazón rechaza. Solo debemos guiarnos por la aurora de la esperanza perdida, de volver a sentir el viento fresco y ver la brisa a lo lejos.

1 comentario:

  1. que profundo... me a gustado mucho la reflexion. mucho animo y seguro q tambien tienes cosas muy bonitas

    ResponderEliminar