lunes, 10 de julio de 2017

Bajo la luz de la toscana

Luchar suele dar sus frutos. Perseverar, una y otra vez hasta conseguir el objetivo. Es muy importante no dejar que te hundan, que las palabras se las lleve el viento y que tu mirada no se aparte nunca de la meta. No hay que tener una meta a largo plazo, pero si pequeños objetivos que dirijan tu destino hacia el lugar donde quieres estar. 
Estas solo en el mundo y nadie puede arrastrarte, puedes avanzar dando pasos de gigante con la mente en blanco y el corazon abierto. 
Alza la mirada, sal del avismo y llegaras muy lejos.

1 comentario:

  1. me gustaria conocerte. puedo? te invito a un cigarro y un cafe

    ResponderEliminar